Etiquetas

, ,

Esta mañana he visto un escaparate que me ha atrapado. He hecho una foto, pero me ha salido fatal, tengo que volver antes de que lo cambien, porque realmente daban ganas de entrar… Era un escaparate que simulaba un acogedor salón. En él, un enorme sofá blanco, lleno de cojines en tonos claros, colocado delante de una pared cubierta por una “mapa mundi”. Precioso.  No era éste, pero la idea era parecida:

La verdad es que me ha apetecido  llegar a casa y poner un “mapa mundi” en el rincón donde tengo la cama (ya os lo enseñaré en otro post), pero en mi casa actual no tendría mucho sentido porque la dejo en unos meses, así que para la próxima!!!  Pienso que ver el resto del mundo desde Múnich, tan lejos de casa, creo que me haría sentir más cerca, más acompañada, así que espero colgaros algún día una foto de mi nueva casa con un “mapa mundi” en  algún rincón.

Existen en diversos diseños, colores, formas, tamaños… y pueden colocarse en cualquier lugar de la casa, despacho, consulta.. todo depende de tu estilo y la decoración de tu casa. Para mi gusto, cuanto más sencillo y más claro mejor. No obstante, existen vinilos para niños más acordes con las habitaciones infantiles o de juegos, que también me gustan mucho.

Si estás en Alemania puedes encontrarlos en www.amazon.de buscando “Weltkarten Vinyl” o “Weltkarten  Posters”. Si estás en otro país, por internet existen muchas opciones para comprarlos online y te los envían a casa.

Anímate, un “Mapa Mundi” en casa abre una ventana al mundo.